B.-Diaconado Permanente

Características del aspirante al Diaconado Permanente

Primero que nada es necesario comprobar la recta intención del aspirante y las siguientes aptitudes:

  • a)  Salud física: Buena salud corporal.
  • b)  Salud mental: Madurez psíquica y equilibrio emocional; carácter estable.
  • c)  Capacidad intelectual: Normalmente haber completado la enseñanza media y tener 
condiciones para el estudio exigido en la Escuela del Diaconado Permanente.
  • d)  Virtudes humanas: Buen criterio; firmeza de carácter; lealtad; prudencia; sentido del deber; laboriosidad; honradez y sobriedad; disposición al diálogo; capacidad de trabajar en equipo; reconocido prestigio en su ambiente de trabajo por su calidad profesional o artesanal; bien avenido con su esposa e hijos, cuyo hogar haya dado 
pruebas de solidez y fidelidad.
  • e)  Virtudes cristianas: Fe probada; haber recibido los sacramentos de iniciación 
cristiana; gusto por la Palabra de Dios, la Eucaristía y el Sacramento de la Penitencia; amor a la Iglesia; obediencia a la jerarquía y su magisterio; sensibilidad apostólica; caridad para con todas las personas; activamente presente en una comunidad cristiana, comprometido en un servicio eclesial, de tal modo que su vocación pueda ser reconocida por el pueblo cristiano.
  • f)  Sustentación económica: Los aspirantes deben tener una situación económica estable y solvente (trabajo y previsión), ya que ordinariamente el diácono no dependerá de lo que pueda recibir con ocasión de su ministerio para el sustento personal y el de su familia.

Para mayor información, favor de contactarse con el Pbro. Lic. Juan Fernando Martínez García a la Comisión del Diaconado Permanente de la Arquidiócesis Primada de México

Tels.: 5208-3200 / 5208-2960 Extensión 1712
Durango # 90 7° Piso Col. Roma Del. Cuauhtémoc 06700 CDMX.

Ver Temario